EAGLE 4 JESUS

Photo of Edmundo Antonio Gómez Lemus
E dmundo
A ntonio
G ómez
L emus
E

4 JESUS
Photo of an Eagle
ÁGUILA
PARA
JESÚS

Ayudémos a los niños abandonados que viven en la calle

En una ocasión llevé unos niños de la calle a comer en un restaurante. Ellos fueron muy felices. Igualmente fueron al salir de este lugar muy infelices porque tuvieron que regresar a la calle. No tuve los medios para seguir atendiéndolos ni para albergarlos.

Busqué un lugar para ellos. Pero ninguna institución gubernamental, ni la iglesia de Jesucristo en la tierra los quiso. Así que yo los llevé a mi casa para que durmieran allí. Sin embargo, alguien me llamó para darme a conocer que lo que yo hacía era un delito por el cual podría ir preso a la cárcel por muchos años, que los echara a la calle. Porque eso es lo que la policía me dijo, que ellos tienen derecho de dormir en cualquier calle y allí vivir, que a nadie le importa.

Juan 3:16. Porque de tal manera amó Dios a los niños, que les dio la libertad de vivir en la calle, porque la iglesia no está hecha para ellos.

Aclaración: no el cuerpo de Cristo, sino los edificios que ocupa la iglesia en El Salvador y las casas de los llamados misioneros o pastores o en el mejor de los casos los hoteles donde se hospedan los grandes siervos de Dios.

¿PODRÍAS AYUDAR A ESTOS NIÑOS ABANDONADOS?

Te los regalo porque como basura los puedo recoger de la calle para ser reciclados y tal vez convertidos en pastores o misioneros.

1 Timoteo 3:1. Palabra fiel: si alguno anhela obispado, buena obra anhela.

¿Será buena obra anhelar cuidar a estos pequeños de la calle para usted y su ministerio?

Amado hermano, ahora me siento más frustrado de lo que me sentía durante más de 20 años de trabajar en las misiones aquí en la calle, en la guerra, en la posguerra, y en la guerra actual contra la ignorancia y la poca fe.

Quiero compartirle esta parábola:

Un hombre iba caminando en el desierto y escuchó una voz que le decía: toma tiempo en ir levantando del piso piedras, basura, todo lo que te llama la atención, y mañana serás inmensamente dichoso; de igual manera serás inmensamente desdichado.

Al día siguiente el hombre fue a ver como aquella voz le había dicho. Revisando su bolsa vio que todas las cosas que había recogido se habían convertido en piedras preciosas, oro, todo tipo de joyas. Y tal cual la voz le había dicho fue inmensamente feliz y también fue inmensamente desdichado, porque había recogido muy pocas piedras y basura.

Así sucede con los pastores, predicadores y misioneros cuando recogemos un alma de la calle.

¿Habrá usted levantado del piso suficientes piedras cuando llegará a la presencia del Señor Jesucristo al final de sus días?

El Señor viene. (Apocalipsis 22:6-7; 22:10-21)

¿Crees, hermano, que Dios habla todavía hoy? ¿Quien te está hablando, seré yo o será Dios a través de esta carta? ¿Será solamente para ti el mensaje, o será para todos nosotros?

¡El que tenga oídos para oír oiga lo que el Espíritu de Dios dice a las iglesias!

Con mucho amor en Cristo Jesús.

¿Nos veremos en el cielo?

Gracias por todo. Amén.

Si deseas ayudar de veras entonces envíame algunos papelitos.
Puedes hacerlo por medio de Paypal

Benjamin Banda

He sido instruido por y caminado con el hermano Benjamin Banda en El Salvador durante muchos años.

Lastimosamente he perdido el contacto con él.

Si usted tiene noticias de él favor hacermelos llegar.

Conviértase en un águila para el señor Jesucristo

Quiero compartir con usted una historia acerca de un pollino de aguila que creció entre las gallinas y pensó que era gallina :

Había un águila echado en su nido, y en una de sus salidas para buscar alimento, el huevo del águila se cayó del nido y rodó cuesta abajo, y llegó hasta donde había un gallinero. Una gallina que estaba pasando, vio el huevo, lo tomó y lo puso en su nido, y se echó encima del huevo del águila para calentarlo.

Al pasar de los días, el huevo se estilló, y una pequeña águila sacó su cabeza, y lo primero que vio fue la gallina. El águila creció junto a la gallina, creyendo que ella era su madre.

Al pasar del tiempo, un día un águila que volaba en el área miro y vio el águila que caminaba con las gallinas. Eso le estuvo curioso y decidió bajar para informarse por que era que esta águila estaba en el gallinero. Cual fue su sorpresa al preguntarle al águila porque era que estaba con las gallinas. El águila le contesto sorprendidamente que con quien hablaba, por que el único águila que veía era ella (la que había bajado) y siguió diciéndole no ves que soy una gallina, pero la otra águila le dijo que no, que se mirara en el pozo de agua y se daría cuenta que era un águila.

El águila que había bajado le dijo, como es posible que tu pudiendo volar a las alturas estas aquí, pudiendo comer del mejor pescado del río bajando tomándolos con tus garras te conformas estar comiendo gusanos en esta suciedad, pudiéndote remontarte a lo mas alto para protegerte, estas frente al peligro sin saber tus posibilidades. Tu siendo un ave majestuosa que representa la libertad, te encuentras confinada en este lugar.

El águila que se creía gallina comenzó a cacarear y se fue a escarbar para buscar un gusano para su almuerzo, y el águila que vino para ayudarle a entender quien era ella se remontó en las alturas y desapareció entre las nubes.

Aunque una anécdota ficcional, esta historia se repite en la vida real todos los días, con una humanidad que pudiendo tener la paz, el amor, y la seguridad de Dios, no la aceptan por que están encerrados en el pecado, y en la creencia que no hay Dios, o que cualquier religión le puede salvar.

Sin embargo, llegará el día que el que no acepte a Cristo como su Salvador se encontrará con la realidad que solo en Cristo hay salvación. Hechos 4: 12 dice “Y en ninguno otro hay salvación, por que no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en quien podamos ser salvos.”

También, encontramos aquellos cristianos que aunque dicen que siguen a un rey, siempre se están presentando como fracaso en todo lo que hacen, y viviendo una vida desastrosa e ignorante en lo que se refiere a la palabra de Dios, no alcanzando las visiones que Dios les ha puesto delante de ellos, ni comprendiendo el propósito de Dios por falta de leer el manual de Instrucciones (La Biblia).

Viven fracasados, unidos en pobreza, y enfermedad espiritual, y por mas que se le trata de conducir a la Victoria, creen que nacieron para ser fracasados en todo lo que hacen, no entendiendo que la Biblia, en 1 Pedro 2:9 dice que somos “Linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciemos las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable.”

O sea que somos de la realeza y tenemos que creer y actuar como lo que somos, hijos del rey y dejar de ser derrotados, y salirnos del gallinero sucio y lleno de gusanos, por que Dios nos ha dado la oportunidad de remontarnos como el águila, para alcanzar todas las bendiciones que el tiene para nosotros.

Mi hermano : es necesario que se prepare como misionero para la obra del Señor Jesucristo; muchos de los que se llaman hermanos están dormidos; aún no se han levantado convirtiéndose en pescadores de hombres y verdaderos seguidores de Jesucristo.

ESTIMADO HERMANO, ¿ERES ÁGUILA O GALLINA?

Photo of Edmundo Antonio Gómez Lemus Edmundo Antonio
Gómez Lemus

Siervo de Jesucristo
San Salvador
El Salvador
tonyeagle4@gmail.com
Celular : 00503-7567-8009
Facebook
Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. (Sn. Juan 15:13)
Copyright © 2002-2019 Diseñado por Bart De Wolf. Todos derechos reservados.